14.8 C
Almagro
martes, mayo 28, 2024
spot_img

La Casa Academia de Minas de Almadén declarada BIC, en categoría de “Monumento” por el Gobierno de Castilla-La Mancha

El consejero de Educación, Cultura y Deportes, Amador Pastor, ha resaltado hoy que esta declaración “supone el reconocimiento del valor patrimonial de un inmueble que constituye el primer ejemplo de Academia de Minas de España y el tercero de Europa”. Se trata del undécimo Bien de Interés Cultural declarado en la presente legislatura por el Gobierno regional que viene a generar “más protección a un referente del patrimonio cultural de la arquitectura minera en Castilla-La Mancha”, tal y como ha informado el consejero.

Noticias Recomendadas

- Tu Publicidad AQUI -spot_img

La Casa Academia de las Minas de Almadén ha sido declarada Bien de Interés Cultural (BIC) por el Consejo de Gobierno en la categoría de ‘Monumento’. Así lo ha dado a conocer hoy el consejero de Educación, Cultura y Deportes, Amador Pastor, en la rueda de prensa celebrada en el Palacio de Fuensalida para informar de los acuerdos semanales del Consejo de Gobierno.

Tal y como ha explicado el consejero, esta declaración “supone el reconocimiento del valor patrimonial de un inmueble que constituye el primer ejemplo de Academia de Minas de España y el tercero de Europa”. Además, ha especificado que “aunque este BIC ha sido objeto de rehabilitación estructural y se encuentra en un estado aceptable de conservación y con posibilidad de uso, su declaración propiciará una mayor presencia y reconocimiento en la vida local e institucional”. De este modo, esta nueva categoría “podrá servir para fomentar las ayudas a su mejor puesta en valor”.

Durante su intervención, Pastor ha indicado que se trata del undécimo Bien de Interés Cultural declarado en la presente legislatura por el Gobierno regional, a la vez que ha hecho hincapié en que viene a generar “más protección a un referente del patrimonio cultural de la arquitectura minera en Castilla-La Mancha”.

Un edificio de finales del siglo XVIII

Este inmueble fue construido siguiendo el proyecto original de Enrique Störr, director de las minas, y desarrollado por el maestro Antonio del Villar, entre 1782 y 1785. Conjugaba las características arquitectónicas constructivas propias de su tiempo y de la funcionalidad a que iba a dedicarse, con la arquitectura popular, “encontrándose en relación directa con el momento de florecimiento que vivieron las minas de Almadén en el siglo XVIII”, ha destacado Amador Pastor.

Aquella época vino a generar una corriente constructora relacionada con los servicios públicos, cuyos ejemplos más destacados son el Real Hospital de Mineros de San Rafael, la Real Cárcel de Forzados o la creación de esta Casa Academia de Minas para impartir las enseñanzas precisas en dicho entorno.

Cuartel durante la Guerra Civil española

Desde su construcción a finales del siglo XVIII, la Casa Academia ha sufrido modificaciones en su volumetría, con ampliaciones que han afectado a su distribución interna en los siglos XIX y XX al servicio de su función educativa. Durante la Guerra Civil española, al convertirse en cuartel del ejército republicano, se crearon bunkers en los sótanos. Tras el conflicto bélico el edificio sufrió una gran reforma, donde se modificaron tabiquerías, solados, escaleras, forjados y carpintería, hasta que el inmueble fue abandonado la década de los 70 del siglo pasado.

Además de su valor como institución, la Casa Academia de Minas, ha señalado el consejero de Cultura, “supone un hito tanto por la conservación de su estructura como por los acabados exteriores” ya que ennoblecen una fachada de mampostería trabada con tierra, con la utilización de granito, revocos formando casetones, hermosas y sólidas rejerías y coronaciones con escudo, flanqueado por florones y roleos, que son testigos de la iniciativa de la corona en la creación de esta institución.

Este centro de enseñanza ha sido equiparado con las residencias nobiliarias de su tiempo, “como la arquitectura civil culta sin caer en excesos”. Se trata, por tanto, de un palacio para ingenieros, que dejan huella más nítida, sobre todo, en la fachada principal”, tal y como ha puesto en valor el consejero.

Asimismo, en los últimos años se ha iniciado su consolidación estructural. Además de la fachada principal, uno de los elementos más destacables del edificio es su cubierta de madera, a cuatro aguas, cuya estructura se ha repuesto.

Aunque en 1973 la sede de la Academia se trasladó al nuevo edificio de la Escuela de Ingeniería Minera e Industrial de Almadén de la Universidad de Castilla-La Mancha, este edificio sigue representando los orígenes de la escuela, “como demuestran las celebraciones anuales que conmemora el centro sobre su creación, que simbolizan con la imagen de este inmueble”, ha concluido Pastor.

- Advertisement -spot_img
spot_img

Últimas Noticias