García-Page avanza un Plan Extraordinario de 14 millones de euros para cubrir las necesidades esenciales de la población más vulnerable

Vinos DO Valdepeñas - Vinos con historias que contar

El presidente regional ha anunciado la adquisición de equipamiento que permitirá que Castilla-La Mancha “pase de poder hacer 2.000 pruebas PCR, todos los días, a más de 5.000” y ha señalado” que “Talavera va a ser protagonista en esta fase” de la pandemia.

Almagro Noticias.- El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha anunciado, esta mañana, la aprobación, el próximo martes en Consejo de Gobierno, de un Plan Extraordinario dotado con 14 millones de euros que alcanzará “aproximadamente a 3.000 posibles beneficiarios” y que se desarrollará en coordinación con las entidades locales y, especialmente, con las diputaciones provinciales “para poder llegar a lo más básico”.

Así lo ha dado a conocer García-Page en Talavera de la Reina (Toledo), durante la visita que ha efectuado a la sede del Centro Tecnológico de Confección (CTEC), que participa en la fabricación de 5.000 mascarillas diarias. En concreto, este plan especial irá destinado a “esa gente que está en la última, desde el punto de vista social”, ha indicado, y se aplicará “independientemente” de las medidas que apruebe el Gobierno de España.

En este sentido, el jefe del Ejecutivo autonómico ha calificado la iniciativa como “una respuesta con alma, una respuesta con sentimiento, con valores”, que servirá para atender, en sus necesidades “más elementarles”, a la población que “no tiene ningún tipo de ayuda, ni ningún subsidio” y que permitirá cubrir las necesidades básicas “para comer o para la higiene”, ha subrayado.

“Es algo que nos debemos a nosotros mismos, después del esfuerzo que está haciendo la sociedad”, ha asegurado García-Page, quien ha adelantado que explicará los detalles de esta medida, mañana sábado, mediante videoconferencia, a los representantes del sector social de la región.

“De 2.000 a 5.000” PCR diarias

El presidente regional ha asegurado que Castilla-La Mancha está en condiciones “de pasar de 2.000 pruebas PCR, todos los días, a 5.000” gracias a las “dos nuevas tecnologías que hemos incorporado”, ha explicado, y a la homologación, por parte del Instituto de Salud Carlos III, del Instituto de Ciencias de la Salud de Castilla-La Mancha, que el pasado 24 de abril se convirtió en uno de los primeros centros acreditados para el diagnóstico de COVID-19.

“Vamos a ir a más”, ha subrayado García-Page, “porque no vamos a parar de hacer test” y “Talavera va a ser protagonista en esta nueva fase” de la pandemia, ha sentenciado. Asimismo, y ante la ampliación de la capacidad del diagnóstico, ha reconocido la posibilidad de que “incluso tengamos que procesar test de otras comunidades autónomas”.

“Prudencia, prudencia y prudencia”

“El mejor recuerdo a los fallecidos por el COVID es seguir manteniendo la prudencia”, ha valorado el presidente en relación a la desescalada, para cuya siguiente fase “la región está preparada”, ha manifestado García-Page.

En este sentido, el jefe del Gobierno regional ha subrayado que “creemos cumplir con todas las condiciones, tenemos los planes de contingencia perfectamente actualizados y preparados ya” y ha informado de que ya “están previstos cuáles serán los itinerarios COVID” para la atención sanitaria en esta nueva etapa.

Asimismo, en el marco de la lucha contra este patógeno, el presidente castellano-manchego ha adelantado la puesta en marcha “un nuevo portal de enlace para todo tipo de personas, entidades y empresas vinculadas y comprometidas” en la lucha contra el coronavirus, ha concluido.