Daniel Reina: “Ha sido la experiencia personal más dura de mi vida”

Automóviles AUTOSA, SL - Renault Servicio - ALMAGRO - Gran Selección de Vehículos KM 0 y SEMINUEVOS

“El último domingo de marzo por la noche me despedí de mi mujer y de mis hijos, ya que los médicos me dijeron que estaban valorando meterme en la UCI, que todo iba descompensado, que todo estaba muy mal”.

Almagro Noticias.- El alcalde de Almagro, Daniel Reina, ha recibido el alta hospitalaria y ya se encuentra en su domicilio, tras veinte días ingresado en el Hospital General Universitario de Ciudad Real, tras haber dado positivo por el virus Covid-19.

Daniel Reina fue ingresado el pasado día 25 de marzo aquejado con probables síntomas por coronavirus, que tras realizarle las oportunas pruebas confirmaron el positivo por esta enfermedad. El mismo Daniel Reina confirmó el diagnóstico a sus compañeros del Grupo Municipal, tras conocer el resultado de la prueba.

El regidor almagreño tras recibir el alta hospitalaria se encuentra ya en su domicilio donde deberá estar aislado durante las dos próximas semanas.

“Ha sido la experiencia personal más dura de mi vida”

En declaraciones a la emisora local “Onda Almagro”, Daniel Reina ha indicado que se encuentra “muy flojo, ha sido la peor experiencia personal que he vivido. Han sido los veinte días más duros de mi vida, con una semana que no levantaba cabeza, con fiebres de más de 40º de temperatura, y gracias a los antipiréticos podía respirar dos horas, pero las dos siguientes eran terribles. Y esta última semana ha sido ya ir subiendo muy despacio, muy despacio, y de hecho he adelgazado seis kilos, y me va a costar tiempo, esfuerzo y buenas comidas, que me hagan reponer esas fuerzas que necesito para estar en condiciones”.

Daniel Reina ha recibido el alta hospitalaria y según sus propias declaraciones “el alta médica aún se encuentra muy lejos, la cual puede llegar en semanas o meses, ya que las manchas que aparecieron en el pulmón aún persisten, ya que he tenido una neumonía bilateral bacteriana, y estas van a tardar en desaparecer. De momento hemos pasado la primera fase, luego vendrá una segunda, que es la que acabamos de empezar, que es la de la cuarentena, y en la que puedo ver a mi mujer y a mis hijos desde la ventana, ya que estaré aislado completamente”.

“Estaba tan mal que me despedí de mi mujer y de mis hijos”

Según sus declaraciones, su estado ha pasado por momentos muy duros  que incluso “el último domingo de marzo por la noche me despedí de mi mujer y de mis hijos, ya que los médicos me dijeron que estaban valorando meterme en la UCI, que todo iba descompensado, que todo estaba muy mal. No quiero recordarlo y espero que no vuelva para atrás, que todo vaya paso a paso, ya que ha sido una experiencia durísima, durísima. El cuerpo aún no me responde, me cuesta trabajo hacer cualquier cosa normal y cotidiana. ”

“Agradezco enormemente la labor del personal sanitario, médicos, enfermeros, auxiliares, que a pesar de las prisas que había, ahora últimamente ya estaba todo más tranquilo, que no daban abasto siempre me he sentido perfectamente atendido. La primera semana la pasé en una habitación con otros dos pacientes, y las otras dos semanas las he pasado completamente solo, para que mi carga vírica bajara, y a las  únicas personas que veía era a los sanitarios que me atendían. No podré agradecer nunca a los sanitarios, ni a los vecinos de Almagro, todo el ánimo que me han dado durante todos estos días.”

“Guardaros, guardaros vosotros y a vuestra familia, porque os prometo que esto es durísimo. “

“Doy mi más sentido pésame a los familiares de los que han fallecido en nuestro pueblo, que desde el 15 marzo al 8 de abril, han sido ya 33 las defunciones habidas, hay alguna más después por desgracia. Así mismo les doy muchos ánimos a los enfermos, que hay muchos en casa, con diferentes síntomas y estados, los que aún están en el hospital en estado grave, desde aquí les doy mucho ánimo, no debemos perder la esperanza, debemos tener ganas de volver a ver a la familia, a los amigos, de volver a casa, de volver a nuestro pueblo. Esto es muy duro y hay que coger fuerzas de donde no las haya, y a todos aquellos que habéis tenido la suerte de no contagiaros, por favor, cuidaros. Según las estadísticas, el 80% no son casos graves, pero el 20% restante, y lo digo por experiencia propia, lo pasan muy mal, muy mal. Quedaros en casa, tratar de tomar todas las medidas de seguridad que podáis, y que tarde o temprano saldrá un medicamento, una vacuna y entonces será el momento de celebrarlo, pero de momento guardaros, guardaros vosotros y a vuestra familia, porque os prometo que esto es durísimo. “