Almagro: El obispo niega cualquier oferta por el Convento de los Dominicos

Vinos DO Valdepeñas - Vinos con historias que contar

El obispo, aunque niega cualquier negociación, no descarta que si en algún momento “ven la ocasión” no procedan a su venta ya que su mantenimiento está generando unos gastos medios de unos 15.000 euros al año sin contar las posibles obras y reparaciones. 

Almagro Noticias.- El obispo de la Diócesis de Ciudad Real, Gerardo Melgar, ha confirmado no haber recibido oferta alguna por el convento de la Asunción de Calatrava, más conocido como de los Dominicos, en Almagro, que permanece vacío desde 2017.

El edificio es propiedad de la Diócesis de Ciudad Real, cedido a los padres Dominicos en 1903 para su uso  hasta que estuvieran en el mismo. La Orden de Predicadores, los Dominicos, dejó Almagro en junio de 2017, y desde entonces el consistorio almagreño ha mostrado voluntad de colaborar con el obispado para la preservación del edificio, declarado Monumento Histórico en 1851, uno de los más claustros más bellos del Renacimiento español.

De este modo, el obispo de Ciudad Real, niega cualquier negociación, como ha informado días atrás el diario La Tribuna de Ciudad Real, en la que aseguraba que un magnate mejicano estaba interesado en este edificio para convertirlo en un complejo hotelero.

Gerardo Melgar tampoco ha descartado que si en algún momento “ven la ocasión” no procedan a su venta ya que su mantenimiento está generando unos gastos medios de unos 15.000 euros al año sin contar las posibles obras y reparaciones. Pero para ello, ha añadido, tiene que existir una oferta y valorarla.

“No lo podemos regalar” y la venta tiene que “ser justa, “no existen los chollos”, insistió el obispo, explicando que no es autónomo para tomar este tipo de decisiones ya que se trata de patrimonio de la Iglesia y hay que tener en cuenta a la Santa Sede.

Por otro lado, también ha confirmado no haber recibido el interés por parte de ninguna administración pública y si lo hubiera habido, ha admitido que lo hubieran “pensado mucho”.

Para Melgar, a lo mejor esta sería “la única salida”, la cesión a una institución pública durante un tiempo que ayude a su mantenimiento.

Publicidad