20.8 C
Almagro
martes, mayo 21, 2024

Lentillas: Consejos para un uso seguro y eficaz

Noticias Recomendadas

- Tu Publicidad AQUI -spot_img

Las lentes de contacto, conocidas popularmente como lentillas, se han convertido en una alternativa habitual a las gafas para corregir problemas visuales comunes como la miopía. Según el Libro Blanco de la Salud Visual en España, aproximadamente el 13 % de la población utilizaba lentillas en 2021, siendo especialmente populares entre las mujeres de 18 a 35 años. Aunque suelen considerarse seguras, un mal uso puede acarrear complicaciones, desde problemas leves hasta infecciones que ponen en peligro la salud ocular.

Riesgos asociados al mal uso de las lentillas

El mal uso de las lentillas puede derivar en complicaciones de diversa índole. Problemas leves de visión, pérdida de comodidad e incluso infecciones graves pueden surgir si no se siguen adecuadamente las pautas de uso y mantenimiento. Las causas de estos malos hábitos son diversas, destacando una deficiente comunicación entre usuarios y profesionales, olvido de las instrucciones y limitaciones económicas.

Consejos para minimizar los riesgos

Para garantizar un uso seguro y eficaz de las lentillas, es crucial adoptar ciertos hábitos y precauciones:

1. Lavado adecuado de manos: Más del 50 % de los usuarios admite no lavarse las manos adecuadamente antes de manipular las lentillas. Este paso es fundamental para evitar la contaminación con microbios patógenos.

2. Frotar las lentillas: La limpieza adecuada implica frotar las lentillas en la palma de la mano para eliminar microorganismos y residuos, reduciendo así el riesgo de infecciones.

3. No reutilizar el líquido de limpieza: Evitar añadir más líquido del día anterior aumenta significativamente el riesgo de infecciones. Utilizar productos caducados o soluciones salinas también debe evitarse.

4. Evitar contacto con agua: No lavar las lentillas con agua del grifo ni usarlas mientras se ducha o nada, ya que puede aumentar el riesgo de infecciones, incluida la queratitis por Acanthamoeba.

5. No dormir con ellas: Dormir con las lentillas puestas aumenta el riesgo de infecciones. Solo debe hacerse si lo especifica un profesional y nunca superando las horas de uso recomendadas.

6. Renovar dentro del plazo indicado: El 61 % de los usuarios no cumple regularmente con el reemplazo recomendado. Las lentillas se deterioran con el tiempo, lo que puede provocar lesiones en la córnea.

7. Limpiar y renovar el estuche: Limpiar diariamente el estuche con el líquido adecuado, evitar el uso de agua y reemplazarlo regularmente contribuye a minimizar el riesgo de infecciones.

8. Seguir las indicaciones del óptico-optometrista: Utilizar productos recomendados, acudir a revisiones y suspender temporalmente el uso en caso de molestias son medidas esenciales.

¿Son seguras las lentes de contacto?

Sí, las lentes de contacto son seguras tanto para niños como para adultos. Ofrecen numerosas ventajas, desde mejorar la confianza del usuario hasta facilitar la participación en actividades cotidianas. El éxito radica en seguir las indicaciones proporcionadas por el óptico-optometrista durante la adaptación, manteniendo una higiene impecable. A pesar de los mitos y desinformación, las lentes de contacto son una solución ideal para aquellos que prefieren evitar el uso de gafas, siempre que se sigan las recomendaciones y precauciones necesarias.

- Advertisement -spot_img
spot_img

Últimas Noticias