23.9 C
Almagro
viernes, junio 21, 2024

García-Page se rebela: Castilla-La Mancha luchará en el Constitucional contra la “Agresión a la Igualdad”

El Gobierno de Castilla-La Mancha estudia recurrir al Tribunal Constitucional, previo estudio del Consejo Consultivo, la Ley de Amnistía aprobada por el Gobierno de España “Mi discrepancia no es sólo constitucional, es de fondo. El perdón no se contrata. El perdón se da o no se da, pero no se hace a cambio de nada y menos a cambio de un chantaje. Por eso mi discrepancia seguirá adelante independientemente de la acción de la justicia”, ha dicho hoy el presidente regional, Emiliano García-Page.

Noticias Recomendadas

- Tu Publicidad AQUI -spot_img

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha asegurado hoy, en Toledo, en el marco de la celebración del Día de Castilla-La Mancha, que el Ejecutivo que preside va a  proceder la próxima semana a “solicitar al Consejo Consultivo de nuestra región, el máximo órgano consultivo jurídica y constitucionalmente que tenemos, el informe preceptivo al que obliga la ley para que esta región se defienda de lo que consideramos una agresión al concepto de igualdad y lo haga, lógicamente, en el Tribunal Constitucional”.

Así se ha pronunciado García-Page, al tiempo que ha se ha mostrado esperanzado en que “el Consejo Consultivo nos dé vía libre para defendernos en el Tribunal Constitucional, ese sería mi deseo y entiendo que tiene que ser el deseo de la inmensa mayoría limpiamente, independientemente de la opinión que se puede tener”.

“Yo tengo una posición de fondo sabiendo que en democracia hay que aceptar lo que se diga mayoritariamente, aunque discrepes hay que acatarlo también dentro de las organizaciones políticas”, ha apuntado en su alocución el presidente García-Page, al tiempo que ha explicado que “mi discrepancia no es sólo constitucional, es de fondo. El perdón no se contrata. El perdón se da o no se da, pero no se hace a cambio de nada y menos a cambio de un chantaje. Por eso, mi discrepancia seguirá adelante independientemente de la acción de la justicia”.

Así mismo se ha mostrado convencido de que “tengo la obligación como presidente, y ese es el encargo que tengo de las instituciones regionales y de las Cortes, de velar claramente por si cualquier norma, la que sea en España, de otras autonomías o del propio Gobierno de España o del Parlamento o del Senado, afecta a los intereses de esta región y particularmente a nuestros intereses directos y a nuestras competencias. Para mí eso está por encima de cualquier otra circunstancia”.

En este orden de cosas, Emiliano García-Page ha argumentado que “juró” defender los intereses de esta tierra, “y créanme que para mí ese juramento no es protocolario y lo he hecho además con el firme propósito de acatar las normas, y de cumplir con mi compromiso”.

A este respecto ha manifestado que “ojalá y lo pudiera hacer todo el mundo, cumplir con lo que promete cumplir, esa es la esencia de la convivencia, lo contrario de cualquier tipo de chantaje”.  En este sentido, ha ratificado el “orgullo” que siente del Gobierno de esta región, al tiempo que ha asegurado que Castilla-La Mancha puede decir que “ha cumplido con la encomienda española para hacer de España un país en donde todos nos podamos defender con las mismas armas y con las mismas reglas”.

spot_img
- Advertisement -spot_img
spot_img

Últimas Noticias