Este lunes han comenzado las exhumaciones de la fosa común del cementerio de Almagro

Automóviles AUTOSA, SL - Renault Servicio - ALMAGRO - Gran Selección de Vehículos KM 0 y SEMINUEVOS

La fosa de Almagro será la primera de la provincia de Ciudad Real en la que se llevará a cabo la exhumación de los restos de las víctimas del franquismo.

Calatrava Digital.- Este lunes han comenzado las labores de exhumación de los cuerpos de las 26 víctimas documentadas, que se encuentran en la fosa común “el corralito” del cementerio civil de Almagro, y que se están llevando a cabo por el departamento de Medicina Legal de la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid.

La fosa del cementerio civil de Almagro se encuentra en un cuarto anexo al cementerio donde se solía enterrar personas sin humanidad católica, es decir fetos, suicidados o represaliados franquistas. Las fosas de 28 víctimas se reparten en dos calles del cementerio y varias sepulturas, debido a que las fechas de fusilamiento son escalonadas. Los primeros que fueron fusilados el 8 de mayo de 1939 fueron tres vecinos de Bolaños de Calatrava, y el último fue Candelario Pérez González, fallecido el 18 de marzo de 1947.

Aunque, las fosas de Almagro llegaron a contener 70 cuerpos de personas víctimas de la represión franquista, asesinadas (66 fusiladas, 3 en prisión y un suicidio) en su mayoría entre mayo de 1939 y junio de 1940. Todos ellos fueron enterrados en dos zonas del cementerio: la parte católica (42) y la parte civil (28). La exhumación se centrará en esta parte civil del que se tiene documentado 28 víctimas, dos fueron ya exhumados en los años 70. Entre las víctimas, hay vecinos de Almagro (12), de Bolaños de Calatrava (5), de Valenzuela de Calatrava (4), de Calzada de Calatrava (2), Moral de Calatrava (1) y de Pozuelo de Calatrava (4).

La fosa de Almagro

La fosa de Almagro llegó a contener 70 cuerpos de personas víctimas de la represión franquista, asesinadas en su mayoría entre mayo de 1939 y junio de 1940. Todos ellos fueron enterrados en dos zonas del cementerio: la parte católica y la parte civil.

Los fusilamientos de Bonifacio Martín y de Modesto Morcillo marcarán la apertura de esta fosa el 6 de mayo de 1939. Ambos eran vecinos de Almagro y fueron enterrados en la parte católica del cementerio, concretamente en el segundo patio, segunda parcela, calle 8 y 7 respectivamente. La segunda parcela del segundo patio será el destino de las 42 víctimas enterradas en esa parte del camposanto. Las otras 28 víctimas terminarán en el cementerio civil, un cuarto anexo al cementerio donde se solía enterrar personas sin humanidad católica, es decir fetos, suicidados o represaliados franquistas. Ese cuarto será el destino de tres de los nueve vecinos de Bolaños de Calatrava que fueron fusilados el 8 de mayo de 1939. Los otros seis terminarán enterrados en el segundo patio, segunda parcela, séptima y octava fila. De entre todos ellos, Honorio Calzado Martín fue exhumado el 14 de octubre de 1977 por su propia hija.

A lo largo de 1939 se producirán 45 asesinatos cuyos cuerpos terminarán en la zona civil del cementerio, así como el patio segundo de la zona sagrada. Estas muertes fueron provocadas, en la mayoría de los casos, por fusilamientos masivos realizados en diferentes fechas del año. Uno de esos fusilamientos fue el llevado a cabo el 25 de octubre de 1939. Ese día fusilan a siete personas de Calzada de Calatrava, entre los que se encontraban los hermanos Víctor y Pablo Alcaide Viso, así como los tres hermanos Chicharro Valverde. Junto a ellos fusilarán a José María Almansa de Bolaños, y tres vecinos de Almagro: el ebanista Antonio Ráez Borondo, el campesino Bonifacio Lozano Rugeros y el maestro Alberto López Crespo. De todos ellos seis fueron enterrados en zona sacra y los otros seis en la zona civil. Entre éstos últimos se encontraba el maestro Alberto López, cuyos restos fueron exhumados por su hijo el 5 de octubre de 1964.

La fosa del cementerio de Almagro continúa su macabro registro con el enterramiento de 14 personas entre abril y junio de 1940. Seis personas de Almagro, tres de Valenzuela de Calatrava, una de Pozuelo de Calatrava, otra de Manzanares, y tres de Bolaños de Calatrava. Cuatro de ellos fueron enterrados en la zona civil y los diez restantes en el segundo patio de la zona sagrada.

La fosa de Almagro se cierra definitivamente el 18 de marzo de 1947 tras el asesinato de Candelario Pérez. Este vecino de Almagro, tras pasar varios años en prisión y regresar a su pueblo, fue detenido nuevamente acusado de organizar el partido comunista.

Los diferentes enterramientos realizados en la zona sacra del cementerio son prácticamente imposibles de localizar ya que fueron removidos por la construcción de nuevas sepulturas.