Almagro: Comunicado del Partido Popular almagreño sobre su postura frente al Centro de Tratamiento RSU

Almagro Noticias.- El Partido Popular de Almagro quiere mostrar a la opinión pública su postura acerca de la situación particular y específica de Almagro y el centro de tratamiento de RSU y sus distintas plantas de reciclaje.

En primer lugar, quiere recordar que RSU se implantó en nuestro término municipal con el beneplácito y autorización del PSOE, en ese momento en el poder, tanto a nivel local y provincial como regional, hace ya más de 30 años. Creemos que, por tanto, si cuenta con las autorizaciones previas poco podremos hacer para evitar lo que ya está aprobado. Aun así queremos manifestar que de ningún modo estamos de acuerdo con que el vertedero se encuentre en nuestra localidad y por tanto instamos al futuro equipo de gobierno a que desarrolle las ordenanzas necesarias para evitar que se concedan futuras licencias para nuevos vasos de vertido en el término municipal de Almagro.

Desde entonces hemos padecido los inconvenientes de este tipo de instalaciones, sin apenas compensación para nuestra localidad.

Ahora bien, nuestra posición ha sido firme e invariable a lo largo del tiempo, puesto que ésta es la situación a la que tenemos que hacer frente, es decir, es en nuestra localidad dónde RSU realiza sus actividades, el PP de Almagro le exige, que las contrataciones de personal que se realicen en nuestro pueblo sean para los vecinos de Almagro, pero no al 50 % como se tiene ahora acordado y que se salta de manera significativa nuestro representante en el Consejo de Administración y Alcalde el Señor Reina junto con la empresa RSU, sino del 80%.

El Partido Popular pide además la exención para los vecinos de Almagro del Impuesto de recogida de basuras,  puesto que somos nosotros, sus habitantes, los que soportamos los olores, voladuras de plásticos y demás inconvenientes de tener cerca de la localidad estas instalaciones.

Exigimos también que la subvención que conceda RSU para nuestro Ayuntamientos no sea nominativa y finalista para lo que considere oportuno RSU, sino que sea el propio Consistorio en Pleno Municipal el que determine cuál sería el mejor destino de ese dinero teniendo en cuenta  las necesidades locales y que además no se trate de una golosina que nos dan para callar bocas y conciencias, sino que sea de una cuantía establecida y periódica acorde con los perjuicios que soportamos los vecinos de Almagro.

Solicitamos a su vez, que los proveedores de los centros de RSU en Almagro, sean de nuestra localidad, así como los servicios externos (herreros, electricistas, suministradores, etc.…), que el abono o compost fabricado sea facilitado gratuitamente para el mantenimiento de los jardines de nuestro municipio y cuántas medidas creamos oportunas para beneficio de nuestro pueblo.

El Partido Popular ve oportunidades dónde otros sólo ven réditos electoralistas y populismos baratos, y no ha variado sus peticiones a diferencia de algunos que en su momento permanecieron en los órganos de dirección de RSU, callando, consintiendo y cobrando y ahora cambian de opinión como cambiaron de ideología.

Por último desde el Partido Popular, queremos dar nuestro apoyo a la docena de trabajadores almagreños y sus correspondientes familias que trabajan actualmente en RSU, tanto fijos como eventuales realizando sustituciones, ya sea en plantas como en vertederos y tranquilizar a  las distintas empresas locales que trabajan para RSU, indicándoles que el  Partido Popular para solucionar este problema cuando alcance el gobierno local, buscando lo mejor para ambas partes, y buscando el fin de los vertederos en nuestro término, pero de una forma legal y efectiva, no con palabrería, engaños y populismo y garantizado los puestos de trabajo existentes para los almagreños, además de exigir más puestos de trabajo para nuestros vecinos.

Si la candidatura del Partido Popular consigue la confianza de los vecinos de Almagro y llega al Gobierno del Ayuntamiento, exigiremos a RSU compensaciones, no consintiendo que nos tapen la boca con un camino asfaltado denominado “ecovia”, como ha hecho el actual Gobierno Socialista.

Publicidad