Almagro: Domingo “El Gordo” recibe la “Berenjena de Plata” del Festival Internacional de Teatro Clásico

Vinos DO Valdepeñas - Vinos con historias que contar

El hostelero almagreño “El Gordo” se ha convertido en embajador  del Festival en el tercer encuentro de ‘Berenjenas con queso’ junto a Helena Pimenta y Raquel Araujo, directora de escena mexicana 

Almagro Noticias.- El tercer encuentro de ‘Berenjenas con queso’ se ha celebrado este domingo. Una tertulia relajada que toma aire fresco de la poesía humorística del Siglo de Oro. Dentro de esta cita se encuadra el reconocimiento de ‘La berenjena de plata’, una iniciativa que nace de la asociación de la Indicación Geográfica Protegida de la Berenjena de Almagro y el Festival de Teatro con la intención de hermanar los dos elementos que, junto al encaje, hacen famosa a esta localidad en España y en el mundo.

El Festival quiere premiar a personalidades del mundo de la cultura y la vida pública, entre otros, que han hecho una labor importante por Almagro. Con este reconocimiento aceptan la misión de convertirse en embajadores del Festival y de la berenjena y de difundir y velar por el buen nombre del Festival de Almagro en el mundo. En esta tercera edición de ‘Berenjenas con queso’, se ha premiado a la directora de la Compañía Nacional de Teatro Clásico, Helena Pimenta; a la directora de escena mexicana Raquel Araujo; y al hostelero propietario del bar ‘El Gordo’, Domingo Serrano. Reconocimiento local, nacional e internacional por haber contribuido al brillo del festival.

Domingo Serrano es una institución en el municipio y su restaurante ‘El Gordo’ en la plaza es uno de los centros neurálgicos del festival y un termómetro de cómo está caminando todo. Queremos reconocerle a él también como representante, y en nombre de todo el sector hostelero que tanto se esfuerza por acoger y por cuidar y hacer la estancia de nuestros visitantes más agradable y conseguir que se vayan con una sensación satisfactoria de todo lo que han vivido en el festival.

Helena Pimenta, en estos ocho años al frente de la Compañía Nacional de Teatro Clásico, además de hacer un trabajo excepcional con el Siglo de Oro y de poner a la compañía en un momento óptimo, ha sido de una enorme generosidad con el festival. La participación ha sido muy amplia, ha mostrado siempre un compromiso absoluto con el festival y con la defensa de la presencia de la compañía en la cita manchega como eje vertebrador de Almagro.

Raquel Araujo visita por segunda vez el festival. La primera fue con El divino Narciso, de Sor Juana Inés de la Cruz; y este año viene con Amor es más laberinto, también de la escritora novohispana. Es una persona de una enorme sensibilidad con lo que significa el puente cultural entre España y México, y creemos que ella encarna muchos de los valores de la sensibilidad que nos viene de allí y de la manera de ver el Siglo de Oro y del afecto que tienen a nuestros clásicos comunes.