Daimiel vibra durante ocho horas llenas de color al ritmo del “Festival of Colors”

Contra la explotación sexual y la trata de mujeres

Daimiel vibra durante ocho horas llenas de color al ritmo del Festival of Colors

Almagro Noticias.- Más de 2.500 personas vibraron el sábado en el Auditorio Municipal con el Festival of Colors. Poco después de las seis de la tarde se inició la fiesta de la música electrónica con remezclas de hits actuales, temas EDM (Electronic Dance Music), además de clásicos en este ámbito aderezados con el colorido de los polvos que el público, a la orden del speaker, lanzaban al aire.

Prácticamente puntual comenzó el ‘Festival de los Colores’. Una macro cita con la música electrónica que, por primera vez, aterrizaba en Daimiel.  Más de 2.500 personas se citaron en un Auditorio Municipal que vio como esta singular fiesta hacía frente al paso de la tarde a la noche y a la madrugada sin perder intensidad alguna.

Ocho horas de duración bajo el paraguas del ‘Festival of Colors’ cuyos primeros compases llegaron con las remezclas de hits actuales, temas EDM (Electronic Dance Music), además de clásicos de la música electrónica, todo ello aderezado con el colorido de los polvos que el público, a la orden del speaker, lanzaba al aire.

Priscila Due abrió el espectáculo ofreciendo una sesión especialmente dirigida al público más joven, volcado en una iniciativa novedosa cuyos primeros resultados se evidenciaron en los asistentes, impregnados de esta amalgama de tonalidades, y en su forma de seguir de forma activa un concierto cuyo testigo llegó de la mano de 2Maniaks y Zombie Kids, ofreciendo una alquimia de sonidos sin complejos, combinando temas tan conocidos como el Wonderwall, de Oasis, o fusionando clásicos de la salsa con bases de drum and bass.

Carlos Jean irrumpía en el escenario a las 23:20 horas con un público totalmente entregado a su sesión, en la que también reunió temas dance del momento con grandes hits de la música y de los mejores dj’s del mundo.

Entre tanto, los asistentes, principalmente aquellos que se encontraban a los pies del escenario, apenas cesaron de saltar, corear y mantear, en un paso donde confluían actividad, composiciones rítmicas y potentes luces de unos paneles que presidían el escenario.

Para cerrar, Brian Cross, uno de los dj’s más prestigiosos en el ámbito internacional, quien ofrecía una sesión en la que el estilo dance fue el principal protagonista.

Publicidad