Daimiel afronta 2015 con 17.459.000 euros de Presupuesto municipal

El documento financiero que regirá lo que resta de año se aprobó anoche en sesión extraordinaria. El concejal de Hacienda, José David Gómez-Cambronero definió las cuentas de “reales” y encaradas a “mantener servicios”. Destacó el condicionante de la deuda, disminuida en 6 millones de euros en la legislatura (Pasa de 38 a 32 millones). El presupuesto se reduce en un 33% (9.000.000 de euros) con respecto a hace cuatro años.

Almagro Noticias.- El Presupuesto municipal para 2015 se cifra en 17.459.000 euros. El documento financiero que rige el año se aprobó en la noche del pasado 23 de marzo en pleno extraordinario. Casi 60.000 euros más que el ejercicio anterior (17.400.000 euros; en 2013 fue de 17.969.000 euros). Se cumple la estabilidad presupuestaria pero no el límite de endeudamiento, a pesar de haberse reducido la deuda. El objetivo de la concejalía de Hacienda es “seguir priorizando las necesidades diarias, atender las obligaciones de pago y apostar por un presupuesto equilibrado donde la suma de los gastos no financieros más los gatos financieros sean igual o menor que los ingresos no financieros”. Sin embargo, “no se da la espalda a mejoras oportunas para el buen funcionamiento de la ciudad”. En esta línea se juega con los tres planes de ayudas externas para favorecer la puesta a punto de elementos urbanos y otras actuaciones que repercuten en la sociedad daimieleña.

El responsable de la cartera que conduce la administración local calificó de “reales” los presupuestos, encarados a “mantener la casi totalidad de los servicios” y condicionados por: una reducción del 33% (9.000.000 de euros anuales) con respecto a la legislatura precedente y habiendo aminorado la deuda en 6.000.000 de euros (pasa de 38 a 32 millones). José David Gómez-Cambronero citó el mantenimiento de prestaciones como el Punto Limpio, Ayuda a domicilio, Centro de Mayores, Centro de Ocupacional Azuer, PLIS, Escuela de Música, Bibliotecas, instalaciones y actividades deportivas, la emisora de radio municipal y subvenciones al tejido asociativo, entre otras. Valiéndose de la fábula de la hormiga y la Cigarra concluyó su primera intervención afirmando que “en nuestros presupuestos se refleja el gasto social, se recogen inversiones estudiadas aunque sean menores, son presupuestos realistas, con gran carácter social y que asumen además el despilfarro de legislaturas anteriores”.

Desde IU, el concejal Juan Julián Rodríguez de la Rubia, reconoció el condicionamiento de la deuda, pero, aseveró “se han podido hacer más cosas y priorizar el gasto social o el empleo”. El representante de la coalición rojiverde consideró que “responden a un planteamiento ideológico y a unos cambios normativos estatales como la Ley de Estabilidad Presupuestaria que limitan a las administraciones en situaciones similares a la de Daimiel”. En su opinión “no se aumenta la actividad económica y no mejoran los servicios públicos”, mientras, “se apuesta por el recorte y la austeridad”. En cuanto a las inversiones, a su juicio, “han tenido un comportamiento plano” con la salvedad de la Laguna de Navaseca. Sin embargo, discrepó del contenido del proyecto. Pidió  más esfuerzo en el área de obras y que se canalicen en empleo para frenar la tasa de paro en vez de con empresas externas. Rodríguez de la Rubia concluyó en su primera intervención afirmando que “este presupuesto no sitúa a las personas en el centro de atención económica sino que atiende a otros intereses por encima de éstas pudiendo dar lugar a riesgos de exclusión social para la población y, aun así persiste la falta de liquidez, un nivel de endeudamiento que imposibilita el acceso al crédito, inversión escasa, falta de políticas para la promoción de empleo y economía y nada cambia; unas prioridades con las que IU no se siente identificado”.

En el debate de presupuestos municipales, desde las filas socialistas, José Antonio Pecharromán, tachó de reducción “drástica” el presupuesto y recalcó la “escasa” capacidad del equipo de Gobierno. Calificó de “inmovilismo” una gestión municipal que ha pasado de presupuestos de 25 a 17 millones de euros y donde han desaparecido programas regionales instaurados en la localidad. Para el edil del PSOE “la actividad comercial e industrial no ha avanzado y han desaparecido servicios”, al tiempo que cuestionó la “ausencia” de inversiones. Por eso, exigió dinamismo mientras ensalzó la política de la Diputación Provincial y su aportación mediante planes e inversiones en contraposición a las de la JCCM y el Estado. Pecharromán catalogó de “electoralismo” la subida de 15.000 euros con destino a las asociaciones y solicitó que las ayudas fuesen más “proporcionadas” y solidarias”. El capítulo de inversiones, dijo, “es más mantenimiento que inversiones reales; se deben crear infraestructuras y mejorar la vida de los ciudadanos, un gasto que repercuta en el futuro del municipio”. José Antonio Pecharromán lo definió como “escaso, pobre y vago, manteniendo pero sin crear infraestructuras que aporten valor añadido a Daimiel”. “Deuda, ruina, para nosotros significa progreso, patrimonio, instalaciones deportivas, transporte, pabellón ferial o polígonos industriales”, agregó.

Mientras entendía que EMUMASA se podía gestionar, finalizó su intervención clasificando los presupuestos de “rácanos, conformistas, pobres en crecimiento, sin capacidad de gestión e inmovilismo y de despacho, sin capacidad resolutiva para dinamizar el sector industrial y reflejando el continuismo en la pérdida de servicios sociales; con pocas inversiones y mal orientadas, poco empleo y que hacen que Daimiel siga retrocediendo en bienestar social e infraestructuras”.

En su respuesta, Gómez Cambronero replicó que, “no es válida ninguna crítica sino llevan ligadas propuestas concretas” acusando a la oposición de que al actuar así “no están legitimados para ser alternativa de Gobierno”. A raíz de este asunto, informó, en  la concejalía de Hacienda se incorpora un ahorro de 200.000 euros correspondiente al Servicio de Extinción de Incendios que, gracias a una moción únicamente respaldada por el Grupo Popular, permitió que esa prestación fuese asumida por el ente provincial. El edil detalló que el documento recoge una bajada de un 5% en el impuesto de vehículo de tracción mecánica, una bajada del IBI del 2-3 por ciento a pesar que se revaloriza el valor catastral, la adecuación de caminos cuyo pago no se hará efectivo hasta 2017. Reseñó la adecuación prevista en la Laguna de Navaseca y el resultado logrado con la explotación de la Motilla del Azuer, además de haber instaurado un ahorro en póliza de seguros cercano a los 480.000 euros  basados en renegociaciones y otros tantos más correspondientes a las anotaciones de telefonía y telefonía móvil. Insistió en que sin deuda, el Ayuntamiento podría hacer operaciones en este sentido y aumentar las actuaciones. Recriminó que IU haga lo “contrario de lo que predica” y que la oposición “hable de gastos pero no dice de dónde sacar los ingresos”. En su respuesta, afirmó, los presupuestos de Daimiel se colocan entre los primeros con más gasto social de Castilla-La Mancha, y cuentan con la participación canalizada a través de las asociaciones. Las partidas de algunos clubes se han mejorado porque han duplicado sus integrantes, aclaró.

El concejal de Hacienda indicó que parte del endeudamiento se debía a la adquisición de la urbanización Los Pozos “cuya hectárea de terreno sin urbanizar se compró a 480.000 euros” o la reforma del mercado de abastos, entre otros ejemplos.  En cuanto a las propuestas socialistas del año pasado, explicó, “se tuvieron en cuenta las más responsables”.

El presupuesto quedó aprobado con el respaldo de los 10 ediles populares y el voto en contra (6) de PSOE e IU. El alcalde, Leopoldo Sierra, recordó que la deuda deberá pagarse hasta el año 2024 a razón de 1,8 millones anuales. En este sentido, apuntó, la lista de desempleo ha aumentado en 33 personas, mientras que el presupuesto ha pasado de 25 millones de ingreso a 17. “Algo se habrá hecho”, estimó. Sierra garantizó que el Ayuntamiento ha velado por el adecuado funcionamiento y mantenimiento de la economía local que generan empresas como Alvinesa, J. García Carrión, Ffaiges y Vestas y la inserción de medidas que favorezcan la actividad de pymes, además de otras actuaciones en distintas áreas municipales.

Se zanjaba así una sesión que comenzó guardando un minuto de silencio por el fatídico accidente aéreo en los Alpes que ha sacudido a más de 40 familias españolas. Aprovechó asimismo para felicitar a la portavoz del PSOE, Cristina Maestre, por su reciente maternidad.

Fuente: Departamento de Comunicación del Ayuntamiento de Daimiel
Publicidad