Pregón de la Semana de Pasión en Almagro

Pregón de la Semana de Pasión en Almagro

El pregonero Domingo Pérez invitó a reflexionar sobre el significado de la Semana de la Pasión resumido en dos palabras: amor y perdón. El acto finalizó con un sencillo y emotivo reconocimiento al actual presidente de la Junta de Hermandades, Celedonio Ramírez, que renuncia al cargo después de más de treinta años trabajando por la Semana Santa de Almagro. 

Amor y perdón fueron las dos palabras con las que el pregonero de la Semana Santa, Domingo Pérez invitó a celebrar la semana de pasión. “dos palabras sencillas pero que si no las aceptamos con un compromiso de vida, la pasión se reduce a un teatro”. Precisamente, su pregón, cargado de reflexiones y sentimientos, fue un recorrido por todos y cada uno de los momentos más significativo de la Pasión de Jesucristo, como si de una obra se tratara. Con todos sus actos, desde el primero la Entrada de Jesús en Jerusalén, pasando por la Oración del Huerto, el Prendimiento, la sentencia, la flagelación, la agonía, la crucifixión, hasta la muerte y la resurrección, Domingo Pérez consiguió que el público que se dio cita ayer en el Teatro Municipal reflexionara sobre el significado de la Semana Santa haciendo hincapié en su protagonista Jesucristo, del que dijo “ no solo tiene conciencia de la libertad, si no que la vive hasta el extremo, hasta provocar el escándalo y su oposición al poder”.

Durante el recorrido por cada una de las escenas narradas de la Pasión, el espectador puso en su mente las imágenes y pasos que procesionan por Almagro porque la Semana Santa almagreña es un ejemplo iconográfico de lo ocurrido hace miles de años, “romanos armados hasta los dientes, con plumas en sus cabezas que al moverse infunden el respeto y tocando música inquietante, amenazante premonitoria de lo que va a suceder; el Prendimiento, la Oración en el Huerto, la Sentencia de Pilato, el Cristo de la Agonía, San Juan, la Verónica, María Magdalena…” .

Una Semana Santa, la almagreña, que también “ejerce de patrón para aglutinar a sus gentes del entorno, (…) reúne a los de aquí y los de allí (…) una tradición para sentirnos como pueblo, para sentir nuestros orígenes, para invitarnos a vivir la semana santa”. Pérez finalizó su pregón con una última reflexión en voz alta “la semana santa no es algo que sucedió hace tiempo y ya terminó, la pasión de Jesús es dolor físico, es sentir angustia ante las desigualdades, es sentirse solo, sentirse viejo y olvidado, es sentir el desprecio y la humillación. Todo esto es la pasión y continua pasando hoy” Y terminó con una frase de San Agustín, que decía que en cualquier semana de la pasión debería cumplirse tres premisas: unidad, libertad y amor, y “se cumple en la Semana Santa de Almagro y este es el camino por el que tendremos que continuar, sigamos divulgándola”.

Domingo Pérez Torres, químico de profesión, es uno de los tantos almagreños que por estudios y trabajo salió hace muchos años de Almagro pero “aunque no vivo aquí, nunca me he ido de Almagro” y continúa siendo parte cada año de la Semana Santa almagreña y de las celebraciones más destacadas de la localidad. El primer acto de la Semana Santa de Almagro también sirvió para reconocer el trabajo realizado por el presidente de la Junta de Hermandades, Celedonio Ramírez desde más de treinta años. El alcalde, Luis Maldonado, en nombre de la Junta, le hizo entrega de un ramo de flores y agradeció su labor “Ha sido capaz aglutinar a todas las hermandades con un solo objetivo, la Semana Santa de Almagro; siempre ha actuado por el interés general” y continuó “lo he visto pelearse, sufrir y disfrutar con la Semana Santa y parte de lo que es hoy nuestra Semana Santa y está donde está es por el trabajo de Celedonio”.

Finalmente, la Banda de Música de Almagro subió al escenario e interpretó Servitas de San Marcos, Mi amargura, la Madrugá y Saeta solicitada por el público que asistió al acto de presentación de la Semana Santa almagreña.

Fuente: Gabinete de Prensa del Ayuntamiento de Almagro
Publicidad

noa belleza 683