Manzanares: La reforma de la plaza eliminará el suelo técnico y tendrá superficie de granito y hormigón

Manzanares La reforma de la plaza eliminará el suelo técnico y tendrá superficie de granito y hormigón

Almagro Noticias.- La remodelación de la plaza de la Constitución y zonas aledañas comenzará a mediados de octubre. Para mejorar su seguridad y funcionalidad se rellenará el hueco del suelo técnico actual y se cubrirá con losas de granito y hormigón antideslizantes. El proyecto, presentado por el alcalde, Antonio López de la Manzanara, respeta la palmera washingtoniana, incluye árboles, bancos y más iluminación.

El programa de obras municipales de los próximos meses fue presentado por el alcalde de Manzanares, Antonio López de la Manzanara, acompañado por el concejal de Obras, Alfonso Mazarro. Una de las acciones más llamativas será la reforma de la plaza de la Constitución y calles aledañas, que forma parte de un proyecto global de recuperación del casco antiguo. Se prevé iniciar tras las Jornadas Medievales, en la segunda quincena de octubre o primeros de noviembre, con el objetivo de que esté lista con la llegada del buen tiempo.

En esta primera fase se actuará sobre la plaza de la Constitución, lonja de San Francisco, calle Iglesia y tramo de la calle Jesús del Perdón desde Reyes Católicos hasta la plaza. En total afecta a una superficie aproximada de 5.300 metros cuadrados. Se emplearán 1.175 metros cuadrados de losa de granito gris en la parte central de la plaza y acceso a la iglesia; 2.938 metros cuadrados de losa de hormigón gris para el resto de la plaza, soportales, lonja y acerados de las calles Iglesia y Jesús del Perdón; y 1.180 metros cuadrados de adoquín de hormigón gris para los viales de la plaza y calles en las que se actuará. Todos estos materiales son granallados para evitar resbalones, como ocurre en la actual superficie de la plaza cuando se moja.

El alcalde explicó que en la reforma se demolerá todo el suelo existente y se rellenará el llamado “suelo técnico” con tierra de préstamo. También se eliminará la fuente situada frente a la puerta del Ayuntamiento y que no funciona debido a constantes fugas. Una vez relleno todo el hueco se distribuirá una solera de hormigón, armada con mallazo, y se colocarán encima las losas de granito, hormigón o adoquines, con el fin de que toda la superficie resista el paso de vehículos y peatones, garantizando su seguridad.

Los palmitos de la plaza se trasplantarán a otros jardines de la localidad y se mantendrá la palmera “gorda” washingtoniana. En el perímetro se instalarán bancos de madera y acero al carbono junto a árboles (acacias rosa) de unos tres metros de altura que proporcionarán sombra para mitigar los rigores del verano. El alcalde explicó que se mantendrá la iluminación en las fachadas desde el suelo y se añadirán farolas en acero corten para potenciar la iluminación en la parte central de la plaza así como en la lonja de San Francisco, donde se respetarán sus árboles.

El proyecto incluye el cambio de ubicación de los contenedores soterrados que hay junto a una  de las puertas del templo parroquial, un Bien de Interés Cultural que quedará así libre de este elemento poco estético. En las calles de la actuación se cambiará todo el saneamiento de abastecimiento y acometidas, separando las redes de aguas fecales y pluviales con vistas a un proyecto más ambicioso de próximas legislaturas en las que progresivamente se ejecute esta separación y se evite así que llegue a la depuradora el agua de lluvia. A juicio de López de la Manzanara, el dinero recaudado por la gestión del agua debería haberse destinado a la renovación de redes “en lugar de a arreglar rotondas”.

Antonio López de la Manzanara dio a conocer que desde que se reformó la plaza hace cuatro años, sólo en reposición de baldosas se han gastado 15.000 euros, sin contar el coste de la mano de obra. “Y se podría gastar otro tanto en reponer las que hay rotas”, añadió el primer edil. Con la nueva reforma y los materiales empleados se solucionará este problema así como el que actualmente representa de inseguridad para personas y vehículos por resbalones y hundimientos.

El proyecto de reforma de la plaza y aledaños tiene un presupuesto global de 577.666 euros, IVA incluido, cantidad máxima con la que se licitará la obra, por lo que se espera que se adjudique por menos. El alcalde explicó que en lo que respecta a la plaza de la Constitución, su reforma está presupuestada en 338.000 euros.

Esta obra será la primera fase del proyecto global plurianual de recuperación del casco histórico de Manzanares, cuyo presupuesto conjunto es de 1,2 millones de euros.

Fuente: Gabinete de Prensa del Ayuntamiento de Manzanares
Publicidad
Psicotecnicos Manzanares 683