La moda importada de EEUU, las pulseras de gomitas

La moda importada de EEUU, las pulseras de gomitas

La nueva moda de las pulseras de goma viene pisando fuerte. Últimamente tanto en los colegios como en casa los más pequeños, y algunos no tan chiquillos, no hablan de otra cosa. Para ello eligen los colores que más les gustan y crean complementos a raudales. Esta moda, que ahora está en pleno auge, viene desde EEUU, donde está implantada desde hace ya cuatro años, y cuenta con múltiples tutoriales en Internet para aplicar técnicas cada vez más complejas. Algo tan sencillo como pequeñas gomas elásticas de colores se transforman en pulseras, gracias a algo de dedicación y paciencia. Muchos se ayudan de bolis, pinzas e incluso tenedores para elaborarlas. Es un nuevo modo de entretenerse para los más pequeños y está inundando los patios de todos los colegios de la capital. La bolsita con más de cien gomas apenas cuesta un euro. Tal es el furor de esta nueva moda que en muchos comercios de Ciudad Real, sobre todo tiendas de chinos, se han agotado.

Miles de gomas de silicona de todos los colores se compran en estos días para elaborar pulseras, una auténtica fiebre que arrasa entre los niños de Ciudad Real. De su grado de sofisticación depende el tiempo que se invierta en su elaboración, aunque no suele ir más allá de diez minutos, según explican algunos escolares, auténticos expertos en estas labores.

Se pueden hacer pulseras sencillas, de dos gomas, y los más expertos trenzan hasta ocho gomillas para crear las más sofisticadas y coloridas.

Las hay de todos los estilos, colores, acabados y tendencias. Hay tantos modelos de pulseras de gomas como personas. Quizá ahí resida el éxito de esta nueva moda que arrasa en los colegios.

Y es desde hace pocas semanas cuando la nueva moda ha irrumpido con fuerza en Ciudad Real. Y los niños y niñas de todas las edades no hablan de otra cosa. Un fenómeno este el de las pulseras que ya hace años arrasó en Estados Unidos, llegando incluso a prohibirse en los colegios “porque despistaban a los alumnos en su aprendizaje”.

Ahora ha llegado a España y lo ha hecho con fuerza. Los más mayores, de la Educación Secundaria Obligatoria y de Bachillerato, incluso están recaudando dinero a través de sus creacciones para irse de excursión o para conseguir algo de dinero para sus viajes de fin de curso.

Favoritas

Las niñas se decantan por sus colores favoritos o las combinaciones que más se llevan mientras que los niños prefieren crear pulseras con los colores de sus equipos de fútbol.

Son los propios jóvenes los que de forma manual, algunos se ayudan de bolígrafos, pinzas de la ropa e incluso tenedores, enlazan estas gomas combinando colores y elaborando complementos de todo tipo: collares, diademas, anillos, pendientes, aunque lo que más arrasa son las pulseras.

La elaboración puede parecer dificil al principio, pero según afirman algunos de los escolares consultados por este periódico, que apenas superan los seis años de edad, “está chupado”.

Padres y profesores “alucinan” ante este nuevo fenómeno que tiene más que entretenidos a los niños a pesar de su sencillez. Llega la hora del recreo y los patios de los colegios se inundan de botes o cajas llenos de estas gomas y son cientos los niños y niñas que se dedican a “tejer” sus complementos, afirman algunos de los profesores consultados por Lanza.

Y es que las pulseras de goma han puesto fin a otras modas que se repiten cíclicamente año tras año, como las colecciones de cromos de animales o de la Liga Profesional de Fútbol. En estos momento no tienen rival.

Además, si no se saben hacer siempre está el recurso de recurrir a Internet donde encontraremos cientos de vídeos donde se enseña a hacer, paso a paso, estos abalorios. o

Hasta el príncipe Felipe las lleva

El creador de la máquina para hacer pulseras de goma artesanales se hace rico. Se trata del malayo Cheon Choon Ng.

Cualquiera que viva con un niño de más de cinco años ya conocerá su invento: una maquinita que ha convertido a millones de críos en artesanos. Entre los adictos a crear pulseras a partir de simples gomas de plástico se cuentan las hijas de don Felipe, que le regalaron el adorno multicolor que ha lucido en sus actos más recientes.

Las pulseras han convertido a Choon en un próspero empresario. Con una inversión inicial de sólo 10.000 dólares, ya ha facturado más de 100 millones en todo el mundo. España es el último país poseído por una fiebre cuya pujanza ha sorprendido a los gurús del sector. “Hacía años que no veíamos un caso así”, confirma Lorenzo de Benito, portavoz de Toys’R’Us, donde el producto vuela de las estanterías desde su lanzamiento el 2 de enero.

En realidad, Choon no buscaba hacerse millonario. Ni siquiera pretendía inventar un juguete. Su única ambición era pasar el rato junto a Michelle y Teresa, sus hijas preadolescentes, en su casa de Novi (Michigan, EEUU), donde trabajaba como ingeniero jefe en el departamento de pruebas de choque de Nissan, informa Europa Press.

Se pueden comprar en chinos y quioscos

– Los comercios han visto en las gomas de colores una posibilidad de venta inmediata. Sobre todo se pueden encontrar en establecimientos chinos y en múltiples quioscos, donde los paquetes de gomillas se venden como pipas. De hecho, en muchos de estos establecimientos se han agotado y están a la espera de reponer cuanto antes.

– En alguno de los quioscos lo que cuesta adquirir este material es un euro por 100 gomillas. Sin embargo, algunos prefieren comprarlo en los establecimientos chinos puesto que por unos 90 ó 95 céntimos te puedes hacer con 300 gomitas. Una pulsera sencilla se puede hacer con unas 20 gomas, aunque, como dicen los niños con mucha lógica, “depende del tamaño de la mano”.

Fuente: lanzadigital.com
Publicidad
abalorios cruzita 683