Almagro: Trabajadores de Elcogas entrega una carta a Cospedal pidiéndole que no cierre la empresa

Almagro Trabajadores de Elcogas entrega una carta a Cospedal pidiéndole que no cierre la empresa

Almagro Noticias.- Trabajadores de Elcogas y sus familias entregaron una carta a Cospedal durante su visita a Almagro para pedirle que la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha haga todo lo que esté en sus manos para evitar el cierre de Elcogas, y la desaparición del sector industrial en Puertollano. Los trabajadores, que se han concentrado de forma pacífica a las puertas del teatro municipal de Almagro durante la inauguración del Festival de Teatro Clásico con el objetivo de ver a la presidenta Castilla-la Mancha, piden la continuidad de una central eléctrica que puede y debe ser rentable si el gobierno español cumple sus compromisos y ofrece un espacio a la central para poder vender su producción eléctrica. La carta ha sido entregada por uno de los trabajadores que se han desplazado a la que por unos días será la capital del teatro clásico. “La empresa ya está amortizada, que obtenga beneficios es una cuestión de reparto de la producción y por tanto de pura voluntad política” aseguraba este trabajador. “No sólo producimos electricidad, sino que además se están desarrollando nuevas tecnologías que tienen múltiples aplicaciones, y que también suponen un beneficio social al que no puede renunciarse”.

Pero al margen de la rentabilidad económica, los trabajadores de Elcogas han querido mostrar hoy a Maria Dolores Cospedal la tragedia humana que se produce detrás del desmantelamiento del tejido industrial y la pérdida de empleo. 300 familias están en riesgo de quedarse sin nada. “y eso sólo en trabajo directo” recuerdan los trabajadores que aseguran que si Elcogas cae, Encasur y otras empresas cerraran debido al efecto dominó. Toda la economía de Puertollano es interdependiente, si cae una empresa industrial, probablemente afectara de forma irremediable a las demás, y si se cierra la industria, no hay futuro para el sector servicios. Hasta la administración puede verse afectada por el hipotético cierre, como recuerdan los trabajadores. “¿Si nos vamos de Puertollano, ¿Quién va a llevar al colegio a los niños o quién va a ir a los centros de salud?”

Elcogas es una empresa joven y muchos de sus trabajadores tienen familias que mantener, niños pequeños que van al colegio, hipotecas que pagar. Su cierre, al margen de las estadísticas, es un drama para todos estos trabajadores, que aunque en su mayoría son relativamente jóvenes, son mayores para un mercado de trabajo competitivo y cruel, donde a partir de los 40 años es especialmente difícil encontrar un empleo. “Muchos de nosotros estamos especializados en una industria que es pionera, y por lo tanto, no es fácil que nuestra formación sirva en otros sectores o incluso en otras plantas similares” recuerdan los trabajadores. El valor de las tecnologías desarrolladas y el conocimiento adquirido se pierde si se cancela el proyecto. “¿Qué clase de país seremos si damos la espalda a la industria y a la investigación en nuevas tecnologías? ¿Qué futuro le dejamos a nuestros hijos?” se preguntan con melancolía mientras abandonan la plaza mayor de Almagro esperando que su carta surja el efecto esperado sobre la presidenta de Castilla-La Mancha.

Fuente: oretania.es
Publicidad
todosupervivencia 683