Almagro, hoy ya huele a feria…

almagro ya huele a feria

Almagro Noticias.- Almagro, nuestro pueblo, hoy ya huele a feria. Hoy ya he visto engalanada la fachada del Ayuntamiento con sus mejores galas, ya he visto y he respirado el ambiente de fiestas en las terrazas de la plaza, el ajetreo del ir y venir de muchos ciudadanos por nuestra plaza, por nuestras calles… A ello ha contribuido que hoy sea miércoles, día de mercadillo. Muchas amas de casa han salido esta mañana con su carrillo de la compra, para aprovisionar la despensa para estas fiestas, para preparar las mejores viandas a sus hijos, a sus familiares que vienen de lejos para pasar estos días de feria con los suyos. Porque en estos días, son muchos los almagreños que regresan a sus casas, a su pueblo que les vio nacer, para volver a ver a sus seres más queridos, para pasar y disfrutar, un año más, de las ferias de nuestro pueblo al calor de los suyos.

Almagro, hoy ya huele a feria. Como dice nuestro Alcalde en su Saluda del Programa Oficial de Ferias y Fiestas, “…mis primeros recuerdos de nuestra Feria se remontan muchos años atrás. Caballitos de cartón, helados de hielo, algodón dulce, refrescos de zarzaparrilla…”.

Yo tal vez, añadiría, muchas cosas más… Hecho en falta, por ejemplo, la algarabía de las casetas o tenderetes de la calle Feria, a los que cuando éramos niños, acompañados de nuestros abuelos, acudíamos con los ojos de la ilusión, preguntándole “¿qué me vas a echar de feria abuelo?… Yo quiero eso…y eso también!…”  y después, siempre de la mano de tu abuelo, la visita obligada a las casetas de los turroneros de Castuera, que se afanaban haciendo las almendras garrapiñadas, y cargaba la bolsa de toda clase de turrones y almendras…

Entonces, la calle Feria, tenía su encanto, otro color, el color de la ilusión de los que éramos niños y hacíamos revolotear nuestras miradas por todos los juguetes de los tenderetes…

Y al final de la calle, por fín, la Feria!!. La explanada del Ejido de Calatrava, se convertía, un año más, en el escenario perfecto de nuestros sueños infantiles. Los caballitos (de cartón entonces), los coches “topes”, la ola, la noria, las sillas voladoras… Todo un sinfín de atracciones con las que disfrutar, por unos días, de la alegría y la felicidad de unas Ferias, y por supuesto, todo ello acompañado de los ya tradicionales puestos de patatillas fritas, palomitas, berenjenas… Y el todo el ambiente bañado por las últimas melodías de la música del momento. Sin olvidar, por supuesto, la nota de colorido y alegría de los chozos!

Entonces, eran otros tiempos, como dicen nuestros abuelos. En verdad, los tiempos han cambiado, o más bien, nosotros hemos cambiado. Ya no somos aquellos niños con aquellas ilusiones, nos hemos hecho mayores, y ahora son nuestros hijos los que han heredado el brillo de nuestras miradas, que cada año vuelven con la llegada de nuestras Ferias. Son otros tiempos, son otros emplazamientos, pero como el Sr. Alcalde dice, “aquellas ferias se han transformado, pero el espíritu sigue siendo el mismo…”

Almagro, hoy… Ya huele a Feria…

Felices Fiestas amigos!!

estasmos donde tu estes web 683