Almagro: Falleció el pintor argamasillero Jesús Millán Cueva

Programación del 41 Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro

El pintor argamasillero afincado en Almagro desde hace años, será enterrado en su localidad natal, a partir de las 11:30 horas, por expreso deseo de la familia.

obra de jesus millan cuevaAlmagro Noticias.- Jesús Millán Cueva, de 66 años de edad, ha fallecido en la localidad de Almagro, donde residía desde hace años y en la que ha desarrollado mayormente su obra, que expuso por última vez en el Centro de Arte Contemporáneo el pasado mes de abril.

Jesús Millán, nació en Argamasilla de Alba en el año 1.952, se inició en la pintura de la mano de su abuelo y sus tíos que compaginaban sus oficios con la pintura. Jesús comenzó su carrera pictórica con su primera exposición en su ciudad natal a la edad de doce años. Cursó sus estudios primarios en Madrid que simultaneaba con los estudios de la Escuela de Artes y Oficios de la capital de España, donde una vez finalizados se matriculó en la Escuela de San Fernando a la vez que estudiaba en la Escuela de Maestría delineación proyectista.

A los veinticuatro años se convierte en empleado de banca, que tras doce años de trabajo decide abandonar para dedicar todo su tiempo a la pintura.

El pintor llevaba exponiendo desde 1972, y su obra ha sido admirada desde diversos puntos de nuestra provincia hasta lugares como Nicaragua, Venezuela, Francia, Alemania o Portugal. La paleta de Jesús Millán Cueva esconde una gama muy amplia de colores, pero en ella predominan los que son fuertes, puros, abrasadores. Frente a su caballete, se conmovía al ritmo de la música de Brahms, de Mozart, de Chopin, de Albioni. Y dejaba que la fantasía vagase deslizándose sobre el lienzo virgen, capturando las hermosas imágenes que conformaban su obra. Y es que él jamás comenzaba un trabajo con una idea preconcebida, sino que se dejaba arrastrar por los guiños que le devolvía el propio lienzo, con el que guardaba una relación de abierta complicidad.

jesus millan cueva bn

Si en algún día, me pidieran.
Decidir que amo mas, sí un beso o un pecado.
No podría responder.
Los amo por igual,
Pues los besos no dados, me duelen,
pero los pecados no cometidos,
me incomodan.
Tendría que a ver mas experiencias del no haber sabido.
Porque eso me hace ser más torpe.
Hoy me doy cuenta, que siendo nada,
Me siento satisfecho, de haber aprendido poco.

Jesús Millán

 
Publicidad
el patio de ezequiel con direccion 683