Almagro: Este año tampoco habrá toros en la Feria de Agosto

Almagro Noticias.- Como ya se publicó el pasado 29 de junio del año en curso, Daniel Reina, alcalde de Almagro, consideró “inaceptables” por el alto costo que suponían (290.000 euros de recaudación tenía que garantizar el ayuntamiento), las condiciones apalabras por el anterior equipo de gobierno con el empresario taurino Juan José Matilla, para ofrecer una corrida de toros en la feria de este año.

Tras rechazar esta propuesta, fueron varios los empresarios que se interesaron por el Coso de Cuerda, pero el único que hizo una oferta con las condiciones exigidas por el equipo de gobierno, es decir, sin coste para el ayuntamiento encajero, fue Eloy Lillo.

Según el Consistorio, el empresario comunicó al alcalde el 14 de julio que estaba en disposición de programar una corrida para el día 25 de agosto, con el siguiente cartel: El Cordobés, Finito de Córdoba y Joselito Adame, asumiendo él todos los riesgos, propuesta que fue aceptada por Reina.

“El 24 del mismo mes, Lillo presenta en el ayuntamiento la siguiente documentación: escritura de constitución de la empresa, poder mediante el cual se le otorga la representación de la misma y certificados de no tener deudas pendientes, ni con Hacienda ni, con la Seguridad Social. En cambio, no presenta la garantía o aval por importe de 18.000 €, así como tampoco, el seguro de responsabilidad civil. De la misma forma, no acredita la solvencia técnica o profesional, si bien esto último no es obligatorio. Por tanto, al no entregar toda la documentación requerida no se puede firmar el contrato”, señalan desde el Ayuntamiento. En los días siguientes, el empresario taurino afirma en numerosas ocasiones que de inmediato completará la documentación y vendrá a firmar, que todo lo tiene dispuesto que no hay problema. El día 4 de agosto, reitera, según el Ayuntamiento, mediante conversación telefónica, que el día 6 traerá la documentación y acto seguido firmará, y lo mismo dice el día 10, que será al día siguiente a las diez de la mañana cuando se personará a completar el trámite. “Desde ese día ha sido imposible comunicarse con él. En vista de que la feria se acerca y de que Eloy Lillo ha evidenciado que o no quiere, o no puede cumplir con lo que había prometido, el ayuntamiento toma la decisión de romper cualquier contacto o negociación él, dado la escasa confiabilidad que ha dejado demostrada.”

Con el objetivo de ofrecer algún festejo taurino en la feria, se han realizado gestiones con otros empresarios de mayor o menor prestigio, pero todos piden compensación económica. Obviamente, el Ayuntamiento de Almagro, teniendo como tiene necesidades más perentorias, no cree “que sea ético ni entendible por los ciudadanos dedicar cantidad alguna a subvencionar corridas de toros”. Por el contrario, está convencido que en una economía de libre mercado, corresponde a los empresarios asumir los riesgos que, por definición, conlleva la actividad emprendedora, y a los aficionados pagar por los espectáculos a los que quieran asistir.

Por último, el Ayuntamiento lamenta la poca formalidad demostrada por el empresario Eloy Lillo, y espera que en las ferias y fiestas sucesivas, se puedan ofrecer espectáculos taurinos de calidad sin costo alguno para las arcas municipales. A tal efecto, en el mes de septiembre se sacará a licitación la explotación de la plaza de toros durante los próximos tres años.

Fuente: Gabinete de Prensa del Ayuntamiento de Almagro
Publicidad