231 Municipios de Castilla-La Mancha declarados en emergencia cinegética por la plaga de conejos

Programación del 41 Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro

231 municipios de Castilla-La Mancha declarados en emergencia cinegética por la plaga de conejos

Almagro Noticias.- Los daños producidos en la comunidad autónoma han llevado a la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural a llevar a cabo esta medida en las cinco provincias (84 de Cuenca, 53 de Toledo, 49 de Albacete, 23 de Ciudad Real y 22 de Guadalajara). La captura se efectuará mediante hurón y capillo o redes sin perro (hasta el 31 de diciembre de 2017), y mediante hurón y escopeta sin perro (8 de marzo-31 de marzo; 1 de junio-15 de agosto).

Un tercio del territorio de Castilla-La Mancha ha sido declarado en estado de emergencia cinegética por los daños de la plaga de conejos de monte que invade la comunidad autónoma, según ha publicado la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural. En total unos 231 municipios pertenecientes a las cinco provincias (84 de Cuenca, 53 de Toledo, 49 de Albacete, 23 de Ciudad Real y 22 de Guadalajara) recibirán esta medida, perteneciente a la Ley de Caza de 2015, artículo 15, según la cual se puede declarar a una comarca de emergencia cinegética si existe una especie que legalmente se puede cazar que resulta especialmente peligrosa para las personas o perjudicial para la agricultura, la ganadería, los montes o la caza.

La captura de los conejos se efectuará mediante hurón y capillo o redes sin perro (hasta el 31 de diciembre de 2017), y mediante hurón y escopeta sin perro (8 de marzo-31 de marzo; 1 de junio-15 de agosto). “Nunca antes se había decretado esta medida durante tanto tiempo y en un territorio tan extenso”, afirmó el consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural Francisco Martínez Arroyo, hace unos días cuando se hizo un avance de las medidas. “Durante la época de cría, abril y mayo, no se podrá cazar con arma de fuego, pero sí con otros medios, como hurones”, añadió después.

El máximo de cazadores por grupo será de cuatro, realizando métodos autorizados de control, practicados de forma proporcionada al fin perseguido. Esto es, que no conlleve consecuencias negativas para el resto de especies, sobre todo las amenazadas. Las actuaciones deberán ser avisadas con 24 horas de antelación a su inicio y habrá un mes de plazo para ejecutarlas.

Martínez Arroyo reconoció que la plaga de conejos es una realidad que sufren los agricultores de Castilla-La Mancha desde hace cinco años, y que el Ejecutivo actual no ha dejado de tomar medidas para intentar ponerle freno.